El pasado 24 de Junio de 2004, un fotógrafo aficionado viajo en avioneta a la región de Amdo en el Tibet, para asistir a la inauguración del ferrocarril de Qinghai-Xizang. Tomo la avioneta en la región de Lhasa, para llegar a su destino, y durante el trayecto tomo varias imágenes desde el cielo, captando en una de ellas, y sin que el lo percibiera hasta su posterior visionado, dos anomalías que es lo interesante de la noticia.
Tras observar detenidamente las imágenes, se observan en la esquina inferior izquierda, dos objetos que aparecen arrastrarse por el aire, dada la forma de los objetos y sus características, el fotógrafo bautizo la fotografía como "Los dragones del Tibet". Y no es para menos, pues los objetos parecen dos cuerpos alargados y delgados proporcionalmente según se avanza por el cuerpo, algo así como una serpiente, cubiertos por escamas, y con unas espinas como protuberancias en su parte superior. La imagen solo capto una porción del cuerpo, pero es suficiente como para dar la impresión de ser un dragón que vuela por las nubes.
Desde su aparición en un Website Chino (www.dajiyuan.com), donde el fotógrafo se decidió por fin a publicar sus imágenes, las reacciones han sido tan dispares como atrevidas, llegando la gente a sugerir que "no es ningún misterio, China es la tierra de los dragones".
En la tradición popular China, los dragones son criaturas celestiales extrañas. Pueden ocultarse o mostrarse al ser humano a su antojo. Ascienden en el cielo con las brisas de la primavera, y se oculta en las profundidades de las aguas en otoño. Puede hacer aparecer a las nubes y crear la lluvia. Posteriormente se convirtió en un símbolo de autoridad imperial, designándose así mismo muchos emperadores de dinastías antiguas como "dragones". Culturalmente el dragón es un tótem de la cultura china. Casi todas las fábulas chinas, tiene un dragón como parte principal de la historia, celebraciones de fiestas, sacrificios, y rezos a los dragones para implorar la lluvia y las buenas cosechas, son solo algunos ejemplos.
Nunca se ha logrado determinar si los dragones existieron o existen, un misterio sin resolver. En escritos de antiguas dinastías, se recogen testimonios de personas que afirmaron ser testigos oculares de la presencia de "dragones mágicos". Los eventos más asombrosos son los avistamientos de varios dragones a la vez que de repente aparecen en tierra y son vistos por varios testigos. Un suceso significativo, y relativamente reciente sucedió en 1944, concretamente en Agosto en la localidad de Manchuria, cuando varios testigos afirmaron ver caer del cielo a un dragón. Según los testigos que se encontraban los bosques de la Familia Weizi Chen, a unos 9.4 millas al noroeste del Condado de Zhaoyuan, en la orilla sur del Río Mudan (nombre antiguo de la parte del actual río Songhua), en la provincia de Heilongjiang.
Al parecer el dragón negro estaba agonizando, uno de los testigos oculares dijo además que tenía el cuerpo cubierto de escamas y un enorme cuerno en la frente, precisando que desprendía un fuerte olor a pescado podrido que atrajo a las moscas.
La existencia de un dragón en estas fechas se nos antoja ciencia ficción, pero a quien no le gusta dejar volar la imaginación.
Escribeme tu comentari al respecto, adiosss...